viernes, 24 de mayo de 2013

Los seres vivos y sus funciones


Nutrición: necesidad de energía


Todos los seres vivos requieren energía para cumplir su ciclo de vida y para ello la obtienen de los alimentos.
Hay diversas formas de nutrirse con el objetivo de obetener energía. La nutrición se logra mediante reacciones químicas: suponen una transformación de las sustancias ingeridas para obtener energía y cumplir con los procesos vitales. Ese cambio sufrido por las sustancias ingeridas es irreversible, es decir, no puede darse marcha atrás y obtener la sustancia inicial.

Gran parte de ese proceso está a cargo del aparato digestivo, que framenta el alimento y sufre transformaciones.

La diversidad en la digestión

  • Los animales que se alimentan de plantas entera o de sus partes se lo denomina herbívoros.
  • Los que se alimentan de otros animales o sus restos son carnívoros. Aquí podemos diferenciar a los insectívoros (comen insectos) y los piscívoros (comen peces)
  • Los animales que se alimentan tanto de plantas como de animales se llaman omnívoros.

Dime qué comes...

Los sistemas digestivos de los animales presentan variaciones relacionadas con el tipo de alimento que consumen.
  • Los animales que se alimentan de la carne de otros, los carnívoros, tienen dientes apropiados y sus intestinos son cortos.
  • Los herbívoros suelen tener un intestino muy largo y en algunos casos más de un estomago para poder digerir vegetales. Su digestión es lenta.
  • Los omnívoros, como los humanos, tienen sistemas digestivos que les permiten consumir alimentos de origen vegetal y animal.

Un sistema bien organizado: el ser humano y su nutrición

Para que nuestro organismo funcione necesitamos la función de nutrición (la obtenemos de alimentos y oxígeno) nos proporciona energía para vivir. 
En la nutrición participan los sistemas digestivo, respiratorio, circulatorio y urinario
  • El sistema digestivo es el encargado de obtener los nutrientes de los alimentos
  • El sistema respiratori incorpora el oxígeno y elimina el dióxido de carbono.
  • El sistema circulatorio distribuye las sustancias nutritivas y el oxígeno a todo tu cuerpo. También lleva las sustancias de desecho.
  • El sistema urinario elimina sustancias de desecho a través de la orina

La digestión

El aparato digestivo se encarga de la digestión, transforma el alimento en sustancias más sencillas que son enviadas a las células del cuerpo para ser utilizadas como nutrientes portadores de energía.
Hay dos etapas en la digestión
  • La digestión mecánica: el alimento sufre transformaciones de tamaño. Se da en los dientes y movimientos musculares del estómago.
  • La digestión química: se produce cuando el alimento entra en contacto con sustancia que lo modifica como la saliva (en la boca) o en el estómago (jugos gástricos).

El aparato digestivo humano

El aparato digestivo comprende un largo tubo que comienza en la boca y termina en el ano.

La digestión y la absorción en el intestino
Una vez que los alimentos estan transformados en sustancias más sencillas traspasan la membrana intestinal para llegar a la sangre. Este pasaje lo hacen por dos proceso llamados difusión y absorción.
El intestino delgado presenta vellosidades intestinales por los que los nutrientes pasan a la sangre.

¡Atención! No todo lo que compone el alimento se procesa, las partes que no son digeridas siguen su camino hacia el intestino delgado y posteriormente hacia el intestino grueso, que por movimientos peristálticos (movimiento de contracción) van avanzando hacia el recto. Luego se desechan por el ano, a ese proceso se lo llama egestión. y los desechos eliminados se llaman materia fecal.

El sistema respiratorio

El oxígeno, es un gas que forma parte del aire que nos rodea, ingresa a nuestro cuerpo por el sistema respiratorio cada vez que inhalamos y llega a cada una de nuestras células. Dentro de cada célula, el oxígeno participa en la transformación de los nutrientes y liberar la energía. Esa energía que utilizas para correr, nadar, pensar, dormir, etc.
En la obtención de energía también se producen desechos (sustancias que no son aprovechadas) llamado dióxido de carbono, que es eliminado por la nariz al exhalar.

El sistema respiratorio intercambia oxígeno y dióxido de carbono entre el ambiente y el cuerpo.
Los órganos que lo integran son: las fosas nasales, la faringe, la laringe, la tráquea, los bronquios, los bronquiolos y los pulmones.

El sistemas circulatorio

Los nutrientes y el oxígeno son distribuidos a todas las células a través del sistema circulatorio. Los circuitos que lo forman son conductos llamados vasos sanguíneas, por los cuales circula la sangre gracias a un poderoso bombeador (órgano que comprime y transporta fluidos) llamado corazón.

El sistema excretor

Los seres vivos producen sustancias que si se acumulan pueden ser tóxicas. El cuerpo las expulsa mediante el proceso llamado excreción. El sistema excretor está formado por otros sistemas. 
  • La respiración produce dióxido de carbono que es un desecho eliminado por los pulmones.
  • El principal encargado de eliminar, excretar los residuos es el sistema urinario. Los órganos principales son los riñones. La sangre pasa por los riñones donde quedan retenidos los desechos (sustancias tóxicas) que provienen de las células. Con estas sustancias y el agua de la sangre los riñones forman la orina.
  • La piel elimina desechos a través de las glándulas sudoríparas, son las que producen el sudor y de esa forma excretar sustancias tóxicas

La alimentación

La alimentación es el proceso que permite incorporar alimentos a tu organismo.
La nutrición es la función de mediante la cual obtenemos la energía que necesitamos para mantenernos vivos.
Los alimentos son mezclas formadas por componentes variados. De ellos se obtienen el "combustible" es la energía para realizar actividades diarias, comida, respirar, reproducirse, la temperatura corporal.

Clasificación de alimentos según su origen:

  • Alimentos de origen animal - carnes, leches, huevos
  • Alimentos de origen vegetal - verduras, frutas, cereales
  • Alimentos de origen mineral - agua, sal

Clasificación de alimentos según el punto de vista energético:

  • Alimentos energéticos - contienen sustancias que se transforman en nuestro cuerpo y contienen energía almacenada (azúcares, proteínas y lípidos).
  • Alimentos no energéticos - no contienen ninguna sustancia que se transforma en nuestro cuerpo, pero hidratan, intervienen en el crecimiento y reparación de los tejidos (agua, sal y vitaminas).

Una dieta equilibrada

Una buena nutrición debe proporcionar la adecuada cantidad de sustancia que necesita el organismo, eso dependerá de la actividad física, la edad y el sexo.

  • Sustituir las grasas animales por las de origen vegetal. Consumir grasa animal en exceso puede generar enfermedades.
  • Consumir pocos alimentos ricos en azúcar y sal.
  • Consumir más fibras.
  • Beber dos litros de agua diariamente.
  • Comer frutas y verduras de todo tipo y color, todos los días.

El ambiente, la salud y... ¿los microorganismos?

Aunque no podamos verlos, los microorganismos están en todos lados: en el agua, en la tierra, en el aire, en la mesada de la cocina o en los pliegues de nuestra piel. Es importante saber que en realidad los microorganismos son beneficiosos o perjudiciales en relación a nosotros, pero debemos saber que son muy importantes para mantener el equilibrio en el planeta.

Los beneficiosos
Producen oxígeno, descomponen sustancias que pueden ser utilizadas por las plantas.

Alimenticios
Se utilizan bacterias en la producción de distintos tipos de yogur y quesos. También ciertos hongos que intervienen en la fabricación de bebidas alcohólicas como vino y cerveza.
Los perjudiciales
Muchos microorganismos se alimentan de otros ser vivos. Algunos son parásitos y habitan dentro de otros o encima de sus huéspedes y producen distintas enfermedades.

Relación: el sistema nervioso en acción

Nuestro sistema nervioso está formados por células llamadas neuronas que recepcionan y transmiten información. El sistema nervioso controla y regula todos los sistemas corporales, o sea todas la acciones que realiza el organismo y las órdenes se transmiten a través de los nervios.
Podemos dividirlo en dos:

  • El sistema nervioso central está formado por órganos muy importantes como el cerebro y la médula espinal ambos están protegidos por estructuras óseas el cráneo y la columna vertebral
  • El sistema nervioso periférico está formado por los nervios, conecta los órganos con el sistema nervioso central.
Para cada estímulo, el sistema nervioso elabora una respuesta, los órganos que efectúan la respuesta se llaman efectores. Por ejemplo: guiñar un ojo. 

Nuestro sistema nervioso está en funcionamiento todo el tiempo y controla respuestas pueden ser:
  • Voluntarias, por ejemplo salir corriendo porque llegas tarde algún lugar.
  • Involuntarias, por ejemplo la digestión o el bombeo del corazón.

Más vale prevenir...

Realizar distintas actividades (el estudio, practicar deportes, el trabajo); la recreación (actividades placenteras y voluntarias como escuchar música, leer, desarrollar algún hobby)  y descansar bien son forma de asegurarnos un buen funcionamiento del sistema nervioso. El sueño es el principal reposo diario, el sistema nervioso central deja de controlar las acciones voluntarias.

Sistemas que no descansan

  • El sistema circulatorio, el corazón late todo el tiempo para que la sangre recorra todo el cuerpo.
  • El sistema respiratorio, los pulmones reciben incansablemente el aire que respiras.
  • El sistema digestivo, que procesa el alimento ingerido.
  • El sistema urinario, que elimina las sustancias que desecha.
  • El sistema osteoartromuscular, formado por músculos, huesos y articulaciones con el cual puedes moverte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada